350 años de historia

1653-1699 : «Los colonos que salvaron a Montreal» - Un mundo precario

Cuando Marguerite Bourgeoys llega a Quebec, en septiembre de 1653, ella forma parte de un grupo llamado «la gran contratación» son los «colonos que salvaron a Montreal». Varios de los fundadores de 1642 habían salido o muerto. Se estima a 700 personas en aquel año, la populación francesa de la Nueva Francia. Los habitantes viven en las orillas del río San Lorenzo : en Québec, fundada en 1608, en Trois-Rivières, establecida en 1634 y en Ville-Marie (Montreal). A pesar de que algunas tribus autóctonas, los Algonquins y los Abénaquis, se habían unidos a los franceses, a menudo ellos estaban en guerra contra otras tribus, sobre todo las naciones de la poderosa confederación iroquesa. Acompañada de los otros miembros de «la gran contratación», Marguerite Bourgeoys llega a Ville-Marie a mediados de noviembre después de haber permanecido en Quebec para cuidar de los hombres que se enfermaron durante la travesía. Los nuevos colonos que Marguerite acompaña duplican la población de Montreal, cuya existencia se volvió a discutir seriamente a causa de su ubicación peligrosa y de la disminución de sus efectivos. Como la mayor parte de los habitantes de Montreal en aquellos años peligrosos, Marguerite va a residir en el fuerte.